Con Salud Integral

Chi Kung

El Chi Kung o Qi Gong es un trabajo (Kung) de la energía (Chi), según la prestigiosa medicina tradicional y la filosofía china. Según estas enseñanzas holísticas, la persona está naturalmente en un equilibrio energético. Por traumas o, sobre todo, por estilos de vida insanos, ese equilibrio energético se rompe y aparece el desequilibrio o enfermedad. Para volver a equilibrar esa energía, la medicina china tiene varias herramientas:

  1. la fitoterapia o curación con plantas y remedios naturales apropiados según el diagnóstico recibido;

  2.  la acupuntura, o estimulación de ciertos puntos energéticos;

  3. el masaje terapéutico Tui-na, una de las técnicas de masaje más antiguas y muy próxima al famoso Shiatsu,

  4. el cuidado de la alimentación y el ayuno terapéutico,

  5. la meditación o ayuno emocional,

  6. el Chi Kung o gimnasia energética, etc.

¿En qué consiste el Chi Kung?

El Chi Kung consiste en una serie de ejercicios físico/respiratorios, con movimientos pausados y suaves, basados en los profundos conocimientos del organismo humano y de la energía que lo anima. Empezar a practicar Chi Kung es empezar a notar  un aumento de la energía a nivel corporal, una paulatina recuperación de la vitalidad, un aumento de las emociones positivas y del bienestar y una progresiva eliminación de los bloqueos particulares que todos tenemos en diferentes partes, dependiendo de la propia idiosincrasia de la persona y que tanto han estudiado diferentes psicoterapias occidentales, como la bioenergética de Alexander Lowen.

¿Qué beneficios tiene el Chi Kung?

Según la MTC o medicina tradicional china, el chi kung tiene seis efectos básicos que van, si la práctica es seria y constante, mejorando todas las funciones corporales y acercándonos a esa salud integral que tanto nos interesa. Los efectos básicos son:

  • Movimiento: la MTC sostiene que la enfermedad del cuerpo se debe básicamente al estancamiento de la energía, a bloqueos que impiden la libre circulación del chi o energía vital. Mediante el chi kung, el movimiento se intensifica  y la energía fluye. La sangre y el oxígeno comienza a irrigar cada parte de nuestro organismo, y como se asevera en la MTC: “donde hay sangre hay chi y donde hay chi hay sangre”. Nuestra salud comienza a mejorar.

  • Transformación: mediante el buen funcionamiento del cuerpo a todos sus niveles, el chi kung fomenta las mejores cualidades del ser humano, sus partes más elevadas y sus mejores aspiraciones, promoviendo esa “revolución” que todos tenemos pendiente para con nosotros mismos y nuestras carencias.

  • Intercambio: el chi kung fomenta el intercambio del organismo con el exterior, eliminando la energía estancada y alentando la necesaria interacción con el medio ambiente: alimentos, aire, relaciones, etc.

  • Equilibrio: si algo distingue al ser humano y a su organismo es su increíble complejidad, basada en delicados y sutiles equilibrios internos. El chi kung fomenta y mantiene el inestable equilibrio de esos elementos complementarios que tanto ha estudiado la filosofía y medicina china: ying/yang, cielo/tierra, etc.

  • Almacenamiento: si el estrés crónico, el exceso de emociones negativas y el tipo de vida moderna esquilman el almacén de energía del organismo, el chi kung actúa en sentido inverso; recargando de vitalidad y salud, día a día, al organismo de todo lo preciso para tener y mantener una salud integral. Legendaria es la longevidad del pueblo chino, en general, y en particular de los maestros chinos taoistas, capaces de pasar  fácilmente de los cien años siguiendo sus métodos, entre los que el chi kung tiene un papel protagonista.

  • Control: con la práctica del chi kung vamos acercándonos a poner de nuevo el orden correcto, esto es, que sean nuestra voluntad y la armonía quienes gobiernen nuestra vida, y no nuestras complejas situaciones y nuestras aún más complejas y nocivas reacciones ante ellas. Se abre una puerta a dejar de sentirnos como una marioneta del estrés y las interminables obligaciones, de nuestros incontrolados impulsos y mecanismos internos o de las tormentosas relaciones.

Todo esto se puede traducir en numerosos beneficios cotidianos que han sido medidos por la ciencia,  que podemos experimentar en nosotros mismos si realmente practicamos seriamente y con constancia:

  • Incremento de la energía personal y de su intensidad.

  • Aumento de la flexibilidad y la forma física

  • Remisión del dolor: de espalda, digestivo, cefaleas, etc.

  • Mayor relajación y descarga de endorfinas (hormonas del placer)

  • Mejoramiento de la función respiratoria y entrenamiento para tener una respiración más profunda y sana

  • Gran ayuda para las enfermedades crónicas (artrosis, fibromialgia, trastornos digestivos)

  • Ayuda para estabilizar el carácter y reducir las emociones negativas

  • Regulación de la tensión arterial, la circulación, y demás funciones vitales.

  • Una gran cantidad de efectos difíciles de medir pero muy fáciles de sentir con la práctica.

¿Es difícil de aprender?

Requiere, como cualquier técnica, un aprendizaje. Al tratarse de movimientos suaves y sencillos, su práctica y la obtención de sus beneficios no se demoran. Después de una sesión de unos pocos minutos, se puede empezar a sentir el desbloqueo y los efectos positivos, que van aumentando con la práctica regular.

¿Para quién está recomendado?

Una de sus características es su gran accesibilidad, pudiendo ser practicado por personas de cualquier edad y condición, no teniendo ninguna contraindicación ni peligro

Está especialmente indicado para todos aquellos que quieran mejorar su salud física y mental, su vitalidad y aumentar su calidad de vida. Es especialmente interesante para personas con salud frágil, con dolores de espalda o abdomen, con ansiedad o dificultades emocionales o nerviosas, con artrosis o artritis, con problemas musculares, fatiga o estrés intenso.

Ejercicios

Los ejercicios Chi Kung son aparentemente muy sencillos. Consisten de movimientos fluidos y suaves que ejercitan una gran cantidad de músculos y otras partes del cuerpo. Sus efectos se notan ya desde la primera sesión. Si te quieres acercar a esta disciplina, te ofrezco una lámina en PDF con una secuencia de 18 ejercicios básicos del Chi Kung.

Aunque estos ejercicios son muy suaves, te recomiendo que no empieces a practicarlos hasta que no tengas clara su ejecución. Si sufres algún problema de salud, deberías consultar con tu médico si puedes practicar este tipo de ejercicios.

Clases

No hay muchas formas de aprender presencialmente chi kung. Podemos acercarnos a ello por medio de libros o vídeos. Hay algunos, no muchos, centros en Madrid de esta disciplina.
Personalmente imparto clases individuales o a pequeños grupos en el Centro Bravo de Salud Integral. Si crees que te puede interesar, no dudes en preguntarme horarios y precios.

Contacta conmigo

 

Jose Bravo

Psicólogo colegiado (M-23477), Monitor de Yoga, Pilates y Chi Kung

 

 

Jose Bravo Con Salud Integral | Crea tu insignia

Quien soy Contactar Mapa del sitio Lo que no es salud integral

creación y mantenimiento web: Marie Olsanska - marieolsanska@hotmail.com